La Carretera

Ni en el fondo ni en la forma

with 5 comments

Me arrepiento de haber colgado el post anterior. Después de leer los comentarios de Pepe y Luis, veo que las palabras de Pérez Reverte tienen mucho de demagógicas. En realidad, no las suscribo ni en el fondo ni en la forma (siento decepcionarte, Piel Canela).

Sí que creo que los partidos políticos son organizaciones donde el mérito personal no es precisamente lo que más cuenta. Y que nuestro sistema democrático, de listas cerradas y bloqueadas, es manifiestamente mejorable. Pero de ahí al exabrupto de Pérez Reverte hay un trecho. 

En política hay personas válidas e incompetentes, talentosas y mediocres, brillantes y torpes, trabajadoras y holgazanas, buenas y malas. Exactamente igual que en cualquier otro ámbito de actividad.

Los políticos, además, sufren un descrédito social, a veces cercano al linchamiento, no siempre merecido. Alguien tiene que hacer las cosas. Y además, es más fácil criticar que remangarse e intentar resolver los problemas. 

Por supuesto que hay políticos chupócteros y aprovechados. Pero también es cierto, como ha comentado Luis, que existen concejales honrados que se van al Ayuntamiento cuando terminan su jornada laboral. 

Y en cuanto a las lecturas, pues sí que sería deseable que nuestros políticos tuvieran un nivel cultural un poco más alto. Pero ojo, se puede haber leído a todo Balzac y ser un perfecto cretino. O un incompetente.

Con lo que sí que habría que acabar es con la lacra del profesionalismo. La política está, por definición, para servir, no para servirse. Los ciudadanos no soportamos a los políticos profesionales. Y tampoco nos fiamos de aquéllos que se meten en política sin antes haber demostrado algún tipo de valía personal.

Pero en cualquier caso, que nadie se llame a engaño, como ha comentado Pepe la política no es sino el reflejo de la sociedad. O sea que, buenos, malos o regulares, tenemos ni más ni menos los políticos que nos merecemos.

Written by Angel Guirao

noviembre 1, 2008 a 9:33 pm

Publicado en General

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Totalmente de acuerdo con tu comentario Angel, así como lo que se ha indicado por todos en el post anterior.

    El problema es que cuando ves cosas como la indicada en las páginas 14 y 15 del diario El Mundo de hoy, en la que desglosa algunos de los despilfarros de los organismos públicos, sin que pase absolutamente nada, es muy fácil generalizar.

    Creo que tenemos los políticos que merecemos, pero por cosas como éstas, soy de los que creen que “lamentablemente”, cuanto menos dinero tengan en su poder mejor, ya que es bastante fácil que se pierdan cosas por el camino en muchos sitios y lugares.

    Ni que decir tiene que mi apreciación es absolutamente independiente del color político del gestor público.

    Ahora bien, también hemos de tener claro que tienen la opción de no meterse en política, y hacerlo a veces tiene servidumbres, porque es absolutamente cierto que hay mucha gente que en su vida profesional no ha hecho otra cosa que estar en política (la señorita Pajín citada en un post anterior o nuestro Presidente del Gobierno que creo que debió de dar clases de derecho bastante poco tiempo, son ejemplos perfectos de lo que es el político profesional).

    Abrazos

    Salvador

    noviembre 2, 2008 at 9:09 am

  2. Veo que me ha tocado en este asunto hacer de abogado defensor, jeje.

    Bueno, al grano. El que haya gente que se dedique a la política durante un largo periodo de tiempo no es necesariamente malo.

    Habrá quien sea 20 años alcalde de su pueblo y sea un político excepcional y modélico, y habrá quien en seis meses como concejal de urbanismo de ese Ayuntamiento sea un corrupto.

    Otra cosa es como ejerza esa persona sus funciones. Veo fatal, por ejemplo, cuando alguien llega a un cargo público y lo primero que hace es subirse el sueldo. Yo limitaría por Ley el sueldo de todos los cargos públicos. Una cuantía por número de habitantes. Al que le parezca poco pues que se dedique a otra cosa.

    Hay aspectos de la vida pública para los que la experiencia vienen bien. Saber moverse por las diferentes administraciones es bueno por ejemplo a la hora de conseguir proyectos para tu localidad. En este caso concreto, un alcalde que lleve 12 años tendrá más facilidad que otro que después de haber ejercido 30 años de médico se haya metido hace un año a dirigir el Ayuntamiento de su pueblo.

    No veo mal que haya gente que quiera dedicarse a la política, si entendemos “dedicarse a la política” a ser eficaz en el desempeño de sus funciones. Con el añadido de que cada cuatro años la gente revalida tu trabajo.

    Yo no digo que todo el mundo deba hacer de la política su empleo, pero si uno es realmente es bueno porque no aprovecharlo.

    Luego está el tema de la corrupción. Quien la haga que la pague. Pero ojo, es que llegamos a un punto que parece que los únicos que cometen tropelías son los políticos. Estaría bien conocer las estadísticas de las personas que defraudan a hacienda, por ejemplo.

    En fin, ahora a esperar el diluvio de opiniones contrarias a la mía. Eso si, con deportividad, jeje.

    Un saludo a todos.

    luiszarco

    noviembre 2, 2008 at 6:30 pm

  3. # Luis

    El único punto con el que no estoy de acuerdo es el que hace referencia al tiempo en política. La experiencia me dice que el poder corrompe y ensoberbece hasta al más probo de los ciudadanos. A los doce años en el poder, un alcalde, por honrado que sea, termina confundiendo lo público con lo privado. Por eso creo que se deberían de limitar temporalmente los mandatos.

    Ahora bien, también es verdad que los políticos ganan experiencia con el paso de los años. En ese sentido, hay que reconocer que un concejal que empieza sabe mucho menos que otro que lleva años moviéndose entre administraciones. Para evitar esa pérdida de valor o sabiduría (que comporta la limitación temporal de los mandatos), quizá la solución sea pasar a esos políticos a un segundo plano de fiscalización o asesoramiento. O aceptar simplemente que el que empieza sabe menos pero trae más ilusión.

    En lo demás estoy de acuerdo: en todos sitios cuecen habas

    Saludos

    Angel Guirao

    noviembre 2, 2008 at 8:16 pm

  4. # Salva

    Muy fuerte lo que ha publicado hoy El Mundo…Es cierto que después de leer esas cosas hay que hacer un esfuerzo muy grande para no generalizar.

    Un abrazo

    Angel Guirao

    noviembre 2, 2008 at 8:22 pm

  5. Estimados compañeros: en primer lugar, indicar que estoy completamente de acuerdo con el comentario de Salva cuando afirma que “tenenos los politicos que nos merecemos”.El politico siempre es un producto social, refleja parcelas de la sociedad.
    Independientemente de esto, si muestro mi acuerdo con Perez Reverte en cuanto a su generalizacion, el habla de conjunto y dificultades y capacidad de superarlo, dato que sin lugar a dudas cada vez se realiza con menor profundizacion en nuestra sociedad y por parte de los responsables.
    Tal vez sea producto de la perdida de valores y principios que vivimos…
    Por supuesto que existen politicos validos y comprometidos, pero el autor no se refiere a ellos.

    Jose Ramon.

    noviembre 3, 2008 at 4:14 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: