La Carretera

El “Código Z” o el mal de la insatisfacción

with 2 comments

Leo en EL PAÍS que más del 20% de las consultas de salud mental no están motivadas por problemas psiquiátricos o psicológicos (en definitiva, patológicos) sino por inquietudes ante la vida. Curiosamente son los jóvenes los que más acuden a la Sanidad para intentar resolver este tipo de situaciones: estrés, pérdida del trabajo, fallecimiento de un ser querido, ruptura sentimental o simplemente insatisfacción general.

¿Qué quiere decir esto? ¿Hay patologías que la medicina aún no ha clasificado? Problemas mentales que, o bien no existían antes (han surgido en los últimos años como consecuencia del desenfrenado ritmo vital de nuestro tiempo), o bien no estaban catalogados como enfermedades.

 ¿O lo que ocurre es que ahora somos más blandos y no soportamos la dureza de la vida? (por lo que necesitamos medicalizar todos los problemas)

¿Puede ser también que hayamos puesto demasiadas expectativas en la medicina, como en el Estado, y que creamos ingenuamente que todas las dificultades se pueden “curar”?

Yendo un poco más al fondo, ¿acaso esta sociedad del bienestar que hemos creado nos ha hecho más frágiles y vulnerables? Acostumbrados a tenerlo todo, nos derrumbamos ante cualquier situación dura que se nos presenta, ¿será esto?

¿Cabe, por otra parte, la posibilidad de que la evolución del modelo familiar (es un hecho que las familias son cada vez más pequeñas y menos tribales) y la pérdida generalizada de valores (consumismo desenfrenado) nos haya dejado un poco huérfanos de referencias morales y personales?

¿O no ocurre nada de eso y resulta, simplemente, que tenemos menos complejos y que ya no nos da miedo a acudir a un psicólogo en busca de ayuda?

No lo sé. Es posible que sea un poco de todo lo anterior. Y de algunas cosas más.

Anuncios

Written by Angel Guirao

junio 24, 2008 a 1:00 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Un poco de todo.

    Pero creo que nos estamos convirtiendo en algo flojeras, y también en que medicalizar todo puede significar externalizar nuestras insatisfacciones y no asumir nuestra parte de responsabilidad.

    Salut.

    julio navarro

    junio 24, 2008 at 5:27 pm

  2. Yo voto por lo que dice Julio, creo que nos estamos convirtiendo en unos flojeras muy cómodos, lo tenemos todo y casi gratis (me refiero fundamentalmente a la juventud, que según el post son los que más están acudiendo a estas consultas), de modo que, por una parte, no estamos acostumbrados a “trabajar” para conseguir las cosas y por otro, cuando se tiene de todo se pierde el interés, las cosas pierden muchísimo valor y esto debe generar una frustración terrible.

    gemasanchezgarcia

    junio 27, 2008 at 11:02 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: