La Carretera

Artículo sobre la eutanasia

with 4 comments

Lo escribe Joan J. Queralt, Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona, en las páginas de EL PAÍS.

“Uno de los retos de la nueva legislatura estriba en legislar positivamente esta materia, despenalizando con las debidas garantías la eutanasia, dejándose de palabrería encubridora de la realidad, llamando al pan pan y al vino vino. Quienes, en uso de su legítimo derecho, se opongan, no han de olvidar que el nuevo derecho de ciudadanía que la eutanasia supone no es contra ellos, sino a favor de los sufrientes que lo quieran utilizar. Quien quiera padecer por sí mismo es muy libre de hacerlo, pero no de exigirlo, bajo pena, a los demás.”

Anuncios

Written by Angel Guirao

abril 10, 2008 a 10:19 am

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. La eutanasia es un tema muy pantanoso. Se habla de legalización de la eutanasia para casos límite. Pero en Holanda, donde lleva legalizada años, no es así; se va haciendo habitual y va calando la mentalidad de que si estás enfermo lo mejor -para todos- es pedir la eutanasia, en detrimento de los cuidados paliativos

    Preguntar a un enfermo si desea pedir la eutanasia es ponerle ante un dilema y ya tiene consecuencias en él. Si pide la Eutanasia, se le quita la vida y acaba el dolor, claro. Pero ¿y si pidiera medicina paliativa? Algunos dirán, con tono comprensivo, que no pasaría nada, todo sigue como siempre, se le cuida hasta que muera. Pero no. Ya nada es como antes. Si elige seguir viviendo, siempre tendrá que explicar por qué ha optado por una solución que supone más sacrificios a sus cuidadores, más dinero al Estado por gastos de la Ley de Dependencia y gastos sanitarios. El mismo personal sanitario que le cuida es el que le hubiera quitado la vida. Y como el enfermo no ha querido, hay que seguir cuidandole. Y total, para seguir sufriendo. Y los familiares, que quizá le sugirieron la eutanasia, son los que deben seguir viniendo a verle no se sabe cuantos meses o años más. Y quitando tiempo de dedicación a los niños, y con la hipoteca que les agobia, y en vacaciones, a ver que pasa… Los médicos o los familiares, no va a decir así las cosas, claro. Pero no somos tontos y sabemos cuando algo que hemos decidido no ha caído bien o resulta un engorro.

    Encima, el Estado es parte interesada. Aunque los políticos se indignen, saben perfectamente que cuanta más eutanasia, más millones de euros para otros gastos sanitarios. Cuestan mucho menos dinero los trámites de defunción que un día más de cuidados paliativos. Para un contable sin prejuicios morales la mejor solución está bien clara: animar a pedir la eutanasia a todos. Sin embargo, nuestros mayores y nuestros enfermos, que con su vida han colaborado a hacer un mundo más humano, se merecen la mejor solución aunque cueste más. Más ideas sobre este tema en: http://opinionciudadano.blogspot.com/

    Gracias,

    Santiago

    Santiago

    abril 11, 2008 at 1:38 pm

  2. Hola Santiago, muchas gracias por tu comentario.

    Tengo que decirte que, gracias a tu exposición, he tomado en cuenta por vez primera ciertos ángulos de este tema que ni siquiera me había planteado.

    Ello no obstante, el objeto y la intención de este post eran muy especíificos: la despenalización de la eutanasia. Quiero decir que sólo me estaba refiriendo a la dimensiòn jurídico-penal de un fenómeno que, como queda patente después de leerte, tiene un enorme calado social, político e incluso econòmico.

    Yo sólo quería denunciar la obsolescencia de una legislación absolutamente superada por la sociedad, y bastante hipócrita en según qué asuntos

    En cualquier caso, tu comentario me ha servido para hacerme una idea más amplia y aproximada de lo que significa esta delicada situación.

    Tan pronto como pueda, me pasaré tranquilamente por tu blog.

    Un placer.

    Angel Guirao

    abril 11, 2008 at 6:57 pm

  3. Como no podía ser de otra manera el tal Queralt utiliza su artículo más para meterse con la Iglesia y los católicos, que para fundamentar su petición. Llama la atención la escasez de argumentos filosóficos y jurídicos del articulico, siendo catedrático de Derecho penal.
    Este tío es de una sagacidad apabullante,dice: “Se olvida que el drama de quien insta la eutanasia es debido a que se encuentra en una situación sin salida” ¿lo mismo se podría decir del suicidio, no? En definitiva la eutanasia no es más que una forma de suicidio, pero este tío lo que quiere es que se garantice la impunidad de quien ayude a morir ¿mate? a otro y, además, que los que no tenemos nada que decir paguemos el sueldo del cómplice. ¿Volveremos a tener verdugos en nuestro Estado social y democrático … bla bla bla?
    Me parece muy buena la aportación de Santiago. No se trata sólo de la perspectiva del sufriente, sino que hay otras muchas y no tan pías. Un saludo.

    Maikel

    abril 12, 2008 at 7:38 pm

  4. En buena parte estoy de acuerdo con Maikel, es solo una forma de suicidio -la mayoria de los suicidios provienende gente fisicamente sana, pero con problemas psiquicos, la mayoria de los que solicitan la eutanasia son todo lo contrario, gente que fisicamente viven una mal llamada vida, y con un psique bastante sano.
    Tampoco estoy de acuerdo en garantizar la impunidad de quien ayude a efectuar una eutanasia -no por la complicidad- podria dar pie a muertes no solicitadas, seguros de vida tras bambalinas o intereses parecidos, logicamente la solucion estaria en un control riguroso de cada caso.

    Saludos

    Alexkev

    abril 14, 2008 at 4:39 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: