La Carretera

Llega el “toro Dolley”

with 8 comments

toros_bravos_finca_palomar_victoriano_rio.jpg

“GANADEROS ESPAÑOLES ENCARGAN CLONES DE SUS MEJORES TOROS DE LIDIA EN E.E.U.U.” (fuente: EL PAÍS

 ¿Para qué sirve clonar un semental? Para conseguir de manera industrial la casta y la bravura que la naturaleza sólo concede cuando “se le pone por montera”.

¿Para qué sirve un toro bravo? (si es que un toro bravo tiene que servir para algo)

Para que embista en la plaza. Es decir, para que sea apto e idóneo a un espectáculo en el que los animales flojos son menospreciados por inútiles, y los bravos o fuertes son torturados y muertos bajo la bandera del espectáculo y el entretenimiento.

Pero uno piensa que la técnica no debería ser nunca puesta al servicio de la barbarie.

Ni aunque exista un brujo como José Tomás, capaz de convertir una morbosa y siniestra carnicería en una verdadera obra de arte.

Anuncios

Written by Angel Guirao

febrero 22, 2008 a 9:46 am

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ahí no vamos a estar de acuerdo, Ángel. Yo reconozco que el espectáculo es cruel, pues negarlo sería de necios. Sin embargo, considero que es un rito y una liturgia cuyos principales ingredientes son el arte, el valor y la belleza. Pero también es una escuela de vida. Y yo, que me considero una persona con cierta sensibilidad, que aprecia varias de las bellas artes, no veo la carnicería sino la hondura de un muletazo o la gracia de una media verónica. Y digo que es una escuela porque los aficionados disfrutamos del arte desgranado por una persona que hasta llegar a la plaza ha pasado por distintas etapas. El torero es un modelo para la sociedad, puesto que aúna disciplina, voluntad, constancia y otros muchos edificantes valores que lo convierten en un ser respetable. En fin, no voy a meteros más la chapa, y aunque sé que el toreo está cercado, yo seguiré yendo a las plazas, porque la emoción de una buena faena no es comparable a nada, absolutamente a nada en el mundo. Bueno, vale, exceptuando a Beyoncé comiéndote la oreja en una playa del Caribe mientras tú chapoteas en el agua y le dices QUILLA, OLÉ MI ARMA!!!!.

    Alberto

    febrero 22, 2008 at 4:42 pm

  2. Alberto, veo que eres un gran aficionado a los toros. Espero que no te haya molestado el post.

    Pero en esto, como bien dices, no vamos a coincidir. No pasa nada.

    ¿Que el torero, en sí mismo considerado, es un modelo para la sociedad? No lo creo, sinceramente. Para empezar, no creo demasiado en los modelos, y menos cuando hablamos de moral y valores. Y para seguir, supongo que habrá toreros modélicos y otros que sean justo lo contrario. No creo, en definitiva, en las abstracciones. Creo en las personas: unas buenas, otras malas. Y casi todas un poco buenas y malas.

    Yo también me considero, no sé si con justicia o no, una persona con sensibilidad que se precia de disfrutar y apreciar las bellas artes. Y es precisamente de la sensibilidad de donde nace mi rechazo a la fiesta de los toros. Pero ojo, que yo soy el primero que reconoce que el toreo puede ser (no siempre lo es, pero puede ser, como el fútbol y todo lo demás) arte. Es lo que termino diciendo en el post. Pero déjame decirte una cosa Alberto: hay gente que se pasa la vida acudiendo a las plazas de toros y que tiene un conocimiento enciclopédico o académico de la fiesta (sabe nombres de toreros, ganaderías, fechas y efemérides, conoce las suertes del toreo….) y no tiene ni la más remota idea de lo que es el arte. Esto lo he podido comprobar yo en el fútbol: gentes que se han hecho viejas viendo fútbol y no lo ven. El arte se ve o no se ve.

    En cualquier caso, insisto, el toreo puede ser arte. Pero incluso cuando lo es, raramente porque el arte tiende a aparecer de cuando en cuando, digo que cuando el toreo es arte sigue siendo tortura y barbarie. En esos casos es arte, sí, pero sigue siendo maltrato, vejación y humillación.

    En ese dilema, yo soy partidario de sacrificar el arte por sacrificar al toro. ¿Y sabes por qué, yo que soy muy contradictorio? Porque en mi casa son antitaurinos y uno siempre es un poco lo que son sus padres. Mi madre adora a los animales y yo adoro a mi madre.
    Pero si yo hubiera mamado la fiesta seguramente hablaría en el sentido contrario.

    Esa es la razón, creo, por la que, en última instancia, me inclino por prohibir la fiesta.

    A pesar de eso, reconozco que peco de vez en cuando. Este año fui a los toros en feria por hacer el favor a un amigo. Me dio vegüenza ajena ver a Fran Rivera chulear y faltar el respeto a un toro herido de muerte. Ganas me dieron de saltar (yo estaba en el burladero) y quitarle la chulería. Me descojoné viendo a ese payaso que se llama Javier Conde. Y pasé miedo cuando salió Pepín Liria. Pero quien daba miedo era él, que asusta a los toros, los intimida. Lo que yo vi y el arte son cosas, no ya distintas, sino directamente irreconciliables.

    Sin embargo, otra vez vi, también en Lorca y en el burladero, a Morante de la Puebla. No hizo nada pero me encantó. Inteligente, sencillo y sobre todo sabiendo muy bien lo que hacía. Y además tenía mucho gusto toreando. Hace años vi, esta vez en los gallineros y con una resaca de feria, a Joselito. Y ese sí que me cautivó por completo. También vi a El Juli y Enrique Ponce. El primero me pareció valiente pero vulgar. Y el segundo se me antojó puro artificio, puro amaneramiento, como un Laudrup o un Martín Vázquez. En fin , vamos a dejarlo aquí

    Solo te digo una cosa. Como pueda, en mayo voy a LAS VENTAS a ver a José Tomás. Por ese sí me trago los principios

    Un abrazo, y un placer siempre dialogar contigo Alberto

    Angel Guirao

    febrero 22, 2008 at 6:43 pm

  3. Jajaja, me ha encantao el final. Olé. Por cierto, también leí la última columna de Mendoza, quien me gusta más como escritor que como columnista. No sé si estás de acuerdo.
    Por supuesto, no me ha molestado el post. Es ley de vida que haya partidarios y detractores de la fiesta. Pero me resulta sorprendente que veas la barbarie y que a la vez quieras ver a José Tomás. Vale para escribir un libro. También creo en las contradicciones y esa me parece fantástica, genial!!!
    A mí me pasa un poco con el boxeo, que me parece una atrocidad y, sin embargo, iría a ver un combate entre los pesos pesados. Julio Cortázar escribió un cuento estupendo sobre este deporte. No recuerdo el nombre.
    En fin, qué es el arte. Alice Gould, la protagonista de Los renglones torcidos de Dios, decía que es algo inútil. Y tenía razón. Lo es. Es algo prescindible y, sin embargo, de tanta belleza que, en ocasiones, duele y que, por ello, se nos hace necesario. El arte tiene que doler. Pero no quiero divagar mucho más, que es viernes y donde tengo qeu estar es tomando unas cañas por ahí. A eso voy.
    Un abrazo.
    Cabroncete, me tienes enganchado al blog. Escoges muy bien los temas.

    Alberto

    febrero 22, 2008 at 7:18 pm

  4. Jejejeje… otro día seguimos con la divagación. Es la hora de las cañas.

    Buen finde

    Angel Guirao

    febrero 22, 2008 at 7:25 pm

  5. […] el espíritu de la contradicción Etiqueta con:José Tomás, mito « Noticia publicada […]

  6. creo en la calidad del ganado bravo aunque sean animales tan peligrosos tienen un grado de nobleza increible

    ricardo

    octubre 15, 2009 at 2:27 am

  7. por que son tan estupidos?
    el toro es un animal hervivoro osea tiende a huir como todo hervivoro, no atacar. si atacan lo hacen porque ya estan demasiados asustados o porque sabe que esta siendo torturado de una manera brusca.
    odio a los toreros, unos cobardes son!!
    acaso no se dan cuenta que es un ser vivo?
    y que todo ser vivo tiene su mision que es vivir!!
    por que lo hacen? acaso no tienen sentimientos los toreros? por ahi si no sabian al toro antes de salir a la plaza se lo encierra ue la oscurida por dias para que cuando salga la luz del dia y los gritos de los espectadores lo asusten. no se dan cuenta que el toro cuando sale recien recorre todo el campo o la plaza para huir. pero no encuentra salida y no tiene de otra que atacar para sobrevivir.. al toro se los droga. se les pone grasa en los ojos para debilitar su vision son una tremenda manga de tontos los que aman este “ARTE” mas bien esta reberenda estupides!!! esto tiene que acabar por favor les pido y lo pido no por mi sino por esos seres creados por Dios!! es en serio!!! acabemos con esto..

    gustavo

    febrero 5, 2010 at 11:04 pm

  8. el torero ama tanto y respeta tanto a el toro bravo que para poderlo sacrificar pone en riesgo su propia vida.

    victor

    junio 28, 2012 at 2:24 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: