La Carretera

Una mezquita en cada municipio

with 2 comments

senegal-mezquita-de-touba-11068.jpg

Y un gran templo en la capital. Esto es lo que pide la comunidad islámica del barrio murciano de San Andrés, cuyos integrantes no entienden el rechazo que ha suscitado entre los vecinos de Cabezo de Torres (Murcia) el proyecto para construir una mezquita en dicha localidad.

Como tampoco entienden que la Comunidad Autónoma de Murcia haya rechazado sistemáticamente una propuesta presentada por la Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM) para levantar una gran mezquita en la capital (Murcia). La Administración autonómica cedería el solar, siempre según esta propuesta, y la obra sería financiada exclusivamente mediante las aportaciones de la comunidad musulmana.

No soy muy religioso, o no al menos en el sentido y a la manera de los grandes credos tradicionales, pero tengo para mí que ésta es una reivindicación más que justa, la mínima que tiene derecho a sostener un colectivo (cada vez más grande) sin cuyo esfuerzo no sería explicable el milagro económico de los últimos años. 

Porque no piden una beca para la Universidad  (y quitarle el trabajo de ingeniero o abogado a tu hijo). No, eso no lo piden; no piden una subvención para montar una empresa y hacerle la competencia a la tuya. No, eso tampoco lo piden. No piden formar un partido político, ni tan siquiera poder votar (a quien les dé la real gana, que para eso pagan impuestos, como tú y como yo). No no, no piden ninguna de esas cosas.

No piden una ayuda para celebrar sus fiestas, y de paso que haya menos dinero para financiar las tuyas, tus procesiones, tus “Moros y Cristianos”, tu asociación de amas de casa, de belenistas o de amigos del balón… 

No piden ocupar tu puesto, ni ponerse tu corbata, ni tu traje, ni montarse en tu 4 x4,  ni veranear en tu casa de la playa.  No piden que te subas tú al andamio o que te derritas tú en el invernadero. No piden un mes de vacaciones, ni librar los sábados, ni demorarse un poco en la pausa del bocadillo. No piden unos días de “asuntos propios” ni una “semana blanca” ni una paga extraordinaria. Por no pedir, vaya por dios, no piden ni que les paguen las horas extras.

No piden todo eso que pueden pedir pero que no piden. Porque saben que, aunque lo pidan, van a seguir siendo ellos quienes sostengan sobre sus hombros este sistema cruel, arbitrario e injusto.

Ese sistema que hace posible que tú te puedas “prejubilar” a los cincuenta y algunos, que llegues a la oficina a las 9,30 y salgas a las 13,45, tan pancho, que tampoco es cosa de morirse de un infarto, que te atienda un médico a ti solito porque te ha dado un poco de ansiedad, que se pongan en noviembre las luces de navidad…

Como lo saben, como saben que son ellos quienes van a seguir pagando todo este tinglado, han pensado que, en vez de volar por los aires al primero que pase, que también es una opción, pues que de momento van a ver si se entretienen un poco construyendo con sus manos y su dinero algunos templos y mezquitas.

Bueno pues, al parecer, todavía hay personas y barrios enteros que, en lugar de irse todos juntos a comer palomitas y a tomar viento fresco al centro comercial, no tienen mejor pasatiempo que organizarse y recoger firmas para procurar a toda costa que esta gente ni siquiera tenga un sitio donde rezar.  

Anuncios

Written by Angel Guirao

enero 27, 2008 a 10:34 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Buenas tardes a todos.
    con respecto al como siempre interesantísimo de Angel, creo que encierra un cierto tinte demagógico (pido perdón pero realmente lo veo así).

    Luego entraré a valorar si realmente es adecuado o no que se puedan construir mezquitas, pero los argumentos utilizados no son admisibles por mucho que encierren un cierto tono irónico.

    Desde mi punto de vista hay que hacer una reflexión profunda sobre el encaje del Islam en la cultura occidental de la que dsifrutamos, ya que está habiendo problemas no sólo en España sino en otros muchos países, debido fundamentalmente a que no se trata de una religión al uso sino que es mucho más que eso, es una civilización en la que el Corán (por cierto recomiendo encarecidamente su lectura porque hay párrafos verdaderamente “sorprendentes”) marca las formas de vida de las personas.

    Una vez dicho esto, y obviando temas de reciprocidad en la apertura de iglesias en los países de origen, no termino de entender porqué defiendes que una Comunidad Autónoma deba ceder terrenos a cargo del contribuyente para la construcción de una mezquita (ni para una iglesia, sinagoga o equivalente en la religión de cada uno).

    Si queréis podemos abrir un debate sobre todo ello, pero por razones que entenderás y dicho con todo el cariño del mundo, argumentos cómo los que has utilizado no permiten mantener un debate sereno y racional sobre todo porque en algunos casos no son ciertos y no hay un sólo dato objetivo que lo sostenga (no se puede decir que ellos sostienen el sistema y que permiten las prejubilaciones y quedarse tan ancho).

    Dicho esto, creo que la gente tiene derecho a manifestarse civilizadamente por lo que crea conveniente, y ello no debería molestar a nadie si es que realmente nos creemos que el “TALANTE” es algo más que una palabra.

    Un abrazo

    Salvador

    enero 28, 2008 at 1:30 pm

  2. Salva, gracias por tu comentario.

    Evidentemente el post, escrito desde el corazón, no se presta al debate técnico y riguroso que mantenemos en otras ocasiones. Y sí, es demagógico, por supuesto, pero me reafirmo en lo dicho. No voy a entrar en detalles economicos, pero me parece dificilmente soslayable el hecho de que los inmigrantes son los “esclavos” de esta sociedad. Dicho con todos los matices, salvedades y connotaciones que queramos.

    En el artículo, más allá del tono y la crítica de fondo al sistema, se plantean básicamente dos cuestiones:

    El rechazo de un barrio a que se construya una mezquita que es legal y reune todos los requisitos. No digo que los vecinos de ese barrio no tengan derecho a expresarse y a mostrar su rechazo, pero sí digo que su actitud me parece racista y discriminatoria.

    Y la propuesta de construir una gran mezquita en Murcia. Yo estoy a favor de que la CA de Murcia les ceda el solar por el número tan elevado de musulmanes que hay en la Región. Como lo estaría (a favor) si fuesen judíos o testigos de Jehová, pero siempre que sea un colectivo relevante y significativo, no una minoría religiosa.
    Pero en cualquier caso, puedo aceptar que no se les conceda. Vale, de acuerdo, pero que al menos les dejen hacerla con su dinero.
    Lo ideal sería apoyarla y hacer una obra bonita y emblemática.

    Un abrazo

    Angel Guirao

    enero 28, 2008 at 3:10 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: