La Carretera

Justicia y prejuicio

with 9 comments

250px-european_court_of_human_rights.jpg 

Una mujer madura, de 45 años, profesora desde hace varios en una guardería, con un vida emocional estable y tranquila (vive con su pareja desde hace tiempo) un día decide ser madre e inicia los trámites de un proceso de adopción.

Acude a ventanillas, aporta documentos, se somete a un sinfín de pruebas psicológicas. ¿Resultado? No apta. A las autoridades, que son personas, les ha parecido que esta mujer está verdaderamente preparada, incluso más que ellos mismos, para adoptar un niño, ¿entonces?. Existe un informe, ¡un informe!

Ese informe no desvela ningún secreto inconfesable, vicio o defecto oculto de la candidata. El autor del informe, que no se ha echado a la cara a esta mujer de carne y hueso y corazón, sostiene, en abstracto, en general, que la ausencia de la “figura paterna” (¡cielo santo!) puede provocar un trauma en el niño.

Perdón, se nos había olvidado decir que esta mujer es lesbiana.

Y sincera. En los interrogatorios (sí, interrogatorios) ella lo había contado a las autoridades con la mayor naturalidad. Esas autoridades que han aprovechado su valentía para no dejarla ser madre.

Ahora, un tribunal formado por hombres y mujeres quién sabe de qué condición sexual ha dicho que eso es discriminar, y ha condenado a las autoridades a revocar su decisión e indemnizar a esta mujer.

El tribunal habla de una ley igual para todas las personas, sea cual fuere el color de su pelo, su sexo, credo o condición. Y dice que para adoptar a una persona sólo hay que querer querer. Tener voluntad y capacidad de amar.

Ese tribunal es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, y la sentencia, histórica porque sienta un precedente europeo, fue dictada ayer para escarnio y vergüenza de unas “autoridades”, las francesas, que habían antepuesto sus estúpidos prejuicios al cumplimiento de la ley.

Anuncios

Written by Angel Guirao

enero 24, 2008 a 8:43 am

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Angel te felicito por el artículo, con el que estaría de acuerdo si fuera tan clara la discriminación sexual , pero, como comprenderás, no puedo resistirme a hacer unas precisiones.
    El informe no era en abstracto, era emitido por una asistente social y una psicóloga, y recomendaba denegar la adopción por la ausencia de una figura paterna y la ambigüedad que suponía que aunque la mujer había solicitado la adopción como soltera, en realidad, convivía en pareja con otra mujer.
    En cuanto a la ambigüedad: imaginemos que una mujer convive en pareja con un hombre y presenta una solicitud de adopción como solltera ¿No es un poco ambiguo? Podríamos pensar que el hombre no quiere adoptar, que a lo mejor no quiere querer a un niño y que ello podría ser causa de problemas, … Yo creo que a esa ambigüedad se refería el informe. Con respecto a la figura paterna: supongo que será otro elemento más a valorar.
    Y el Tribunal de apelación y el Consejo de Estado Francés denegaron los recursos de la adoptante resolviendo que no había discriminación sexual sino que habían preponderado los derechos y el interés del niño.

    Me parece alucinante que el Tribunal de Estrasburgo -independientemente de la condición sexual de sus integrantes- tenga el valor de decir que en un proceso de adopción se ha violado el derecho a la vida privada y a la intimidad familiar del solicitante que, voluntariamente, se ha sometido al proceso necesario para determinar si era merecedor de acoger en adopción a un niño; de modo que ahora habrá que repartir a los niños a cualquiera que lo solicite al no poder valorar su idoneidad, so pena de violar su intimidad y su vida familiar.
    No comparto la tesis del Tribunal según la cual, para adoptar, lo único que hace falta es querer querer. No creo que el derecho a la adopción sea absoluto, pues en una adopción no sólo están en juego los intereses del adoptante, también hay que tener en consideración los intereses del niño, y por lo general, cada niño en adopción tiene más de un “pretendiente”, y las autoridades tienen la responsabilidad de velar por los intereses del niño, y darlo en adopción a quien consideren más adecuado. Y, por supuesto, que en ese proceso se verán influidos por su “conciencia”.
    No tengo una posición muy clara sobre la adopción por homosexuales, creo que habrá muchos de ellos capaces de dar una vida maravillosa a muchos niños, pero también en que se trata de la vida de niños y los experimentos … con gaseosa.
    Por otra parte, en este asunto echo en falta un poco de coherencia en los propios homosexuales, verá: si se supone que han elegido su opción sexual deberían saber que no pueden tener hijos, como el cura no puede casarse (que sí follar, si luego se confiesa) como el torero se tiene que llevar cornadas y el bombero se tiene que jugar la vida. …

    MAIKEL

    enero 24, 2008 at 8:06 pm

  2. Miguel, gracias como siempre..

    Hoy empiezo por el final de tu comentario: ¿que los homosexuales han elegido su opción sexual? Dime que te han echado algo en la comida. O que le has dado una calada a algo que no debías….

    Angel Guirao

    enero 25, 2008 at 9:29 am

  3. Eso es lo que dicen ellos, es su “opción sexual”. Si es una opción es una elección. Aunque por supuesto croe que en la mayoría de los casos se trata de condición y no de opción. En tal caso sigo manteniendo que me parece un poco incoherente su actitud respecto a la adopción.

    MAIKEL

    enero 25, 2008 at 12:07 pm

  4. Bueno, tampoco coincidimos en este extremo. Pero respeto tu opinión, y además me consta que la defienden muchas personas.

    Recordarte simplemente que en España está permitido que los homosexuales, en solitario en pareja, adopten hijos. Y que el post también iba por esa línea: a veces los tribunales buscan todo tipo de rodeos o excusas para imponer los prejuicios por encima de la ley, que nos gustará mas o menos, pero es la que hay y la que tenemos que aplicar. El artículo también iba en este sentido.

    Saludos

    Angel Guirao

    enero 25, 2008 at 12:18 pm

  5. Lo sé y en ese sentido te daba toda la razón y te felicitaba; simplemente se trata de matices, para mí igual que para el Consejo de Estado Francés y para 7 de los Magistrados del TEDH no está tan claro que se tratase de una discriminiación sexual, sino de falta de idoneidad y se motivaba con lo de la ambigüedad que, como expuse, no tenía porqué tener connotación sexual. Por supuesto, estoy en contra de cualquier discriminación, pero no todo lo que no se concede a un homosexual tiene que ser por discriminación; es igual que al marroquí que le dices que no se puede fumar en el hospital y te suelta que eres un racista. Supongo que habrá miles de solteros o casados a los que se les haya denegado la adopción, por razones como la ambigüedad de su solictud, por no ofrecer una situación estable o por … NO a todo aquél que lo solicita se le tiene por qué conceder.
    ¿Qué te parece que el tribunal de adopción no pueda meterse en la vida privada del adoptante? Creo que es surrealista.

    MAIKEL

    enero 25, 2008 at 1:01 pm

  6. Pues creo que llevas toda la razón y que es necesario entrar en su vida privada porque lo exige el caso. El interés a proteger es el del menor, lo que justifica esa intromisión. Y quien solicita la adopción debe entender y aceptar esto.

    Y también de acuerdo en el hecho de que a veces determinados colectivos abusan de su condición (homosexual, racial…) para acusar a todo “quisqui” de discriminación cuando no la hay por ningún sitio. Eso es verdad. Y pasa cada vez más.

    En cualquier caso yo creo que aquí sí la hubo, aunque entiendo que tu compartas el criterio del resto de magistrados.

    Angel Guirao

    enero 25, 2008 at 1:13 pm

  7. Si hubo discriminación, chapó por la sentencia; nosotros no no tenemos elementos de juicio suficientes para saber si la hubo o no. Si no la hubo, la sentecnai no sería más que una victoria de lo políticamente correcto, es decir, una derrota para todos. Pero creo que estamos de acuerdo en casi todo. Un saludo.

    MAIKEL

    enero 25, 2008 at 4:40 pm

  8. Tremendo varapalo, como bien declaró la abogada de la demandante francesa, para aquellos colectivos que esgrimen argumentos contrarios a este derecho basados en “la ignorancia, el miedo y los prejuicios”. Frente al reduccionismo conceptual que la línea de pensamiento ultraconservador hace del término “familia”, asociado exclusivamente a connotaciones meramente religiosas, esta sentencia viene a facultar el libre derecho a la adopción con independencia de la orientación sexual y status civil del solicitante.

    No faltará quién, desde algún que otro púlpito ultramontano, afirme que esta resolución de la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo supone un ataque frontal a la institución familiar. Todo lo contrario; esta sentencia, vinculante para todos los estados firmantes de la Convención Europea de Derechos Humanos, significa una reafirmación de los derechos civiles de todo ser humano frente a una discriminación fundamentada en aspectos doctrinales que pretenden posicionarse por encima de la legalidad democrática.

    Javier Menéndez

    enero 26, 2008 at 11:05 pm

  9. Pongamos por ejemplo que en una casa viven una feliz pareja con su hijo y su cuñada, fallece el marido y las dos mujeres han de criar al pequeño¿ya no tienen derecho al no existir la figura paternal? En Andalucia desgraciadamente los fallecimientos laborales crean muchisimas situaciones iguales y parecidas.

    Pongamos que una pareja no tiene una situacion laboral estable ¿tenemos algun derecho a prohibirles la procreacion?¿podemos exigir los derechos de un niño antes de que exista?

    Por otra parte no debemos olvidar que incluso recibiendo una magnifica educacion y estudios, las “familias catolicas normales” tambien engendran agitadores sociales, delincuentes y malechores, ademas de curas, en mi opinion los menos indicados para hablar de la familia, hablar de lo que no practican, n hace falta tener conocimentos medicos para saber que su condicion sexual es una aberracion, como ellos mismos dirian, es contranatura. Este desequilibrio psiquico y el que vivan un comportamiento distinto de la sociedad ya deberia de dejarlos incapacitados para “guiar” espiritualmente a los pequeños que acuden a la iglesia. Los ocultos desmanes sexuales entre seminaristas y el numero de pederastas entre sus miembros tampoco dicen mucho a su favor.

    En mi opinion, a la hora de adoptar solo se deberia de tener en cuenta que los futuros tutores tengan en ese momento una buena estabilidad psiquica, porque esa estabilidad, hasta en las mejores familias, se puede perder en un futuro, tener en cuenta otras condiciones para adoptar es hablar por hablar porque casos similares los vemos dia a dia en nuestras calles, con mejor o peor resultado.

    Si realmente hay que hablar de lo peor, habria que mencionar la cantidad de chicos y chicas que llegan a la mayoria de edad dentro de los orfanatos, porque la lenta burocracia no ha encontrado una familia perfecta segun sus retrogados criterios, ese si que sera posiblemente el lugar menos indicado para crecer.

    Saludos

    alexkev

    enero 27, 2008 at 1:05 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: