La Carretera

Zapatero hace balance. Proceso de paz y política antiterrorista (II)

with 5 comments

1200273258_01.jpg

(***Continúa en La Carretera la serie de capítulos dedicados a analizar la presente legislatura desde la perspectiva de la acción de gobierno llevada a cabo por el ejecutivo de Zapatero, para lo que estamos tomando como referencia la entrevista publicada por el diario EL MUNDO los pasados días 13 y 14 de enero. El primer capítulo estuvo dedicado a la política en materia de consensos. Continuamos con el proceso de paz y la política antiterrorista***)

CAPITULO II

PROCESO DE PAZ Y POLITICA ANTITERRORISTA

(***Aviso: este post es desaconsejadamente largo para el formato de un blog. Lamento no haber mostrado una mayor capacidad de síntesis. Con el fin de facilitar su lectura y ayudar a fijar los puntos de debate, he añadido una numeración y he tratado de subrayar en negrita las ideas más importantes, no obstante lo cual pido disculpas y doy las gracias por adelantado***)

1.- PROCESO DE PAZ En el capítulo anterior (dedicado al tema de los consensos) ya he adelantado, al menos en parte, mi opinión sobre esta materia.

Creo que el Gobierno partió de dos grandes errores que le llevaron a cometer después otros errores más pequeños, y a incurrir en flagrantes contradicciones, e incluso, lamento decirlo, en algunas falsedades.

1.1º) El primer gran error de Zapatero fue no ir de la mano del PP en esta aventura. Es cierto que el presidente tenía el mismo derecho que sus predecesores para intentar acabar con ETA, máxime cuando al tiempo de empezar las negociaciones llevábamos cerca de tres años sin atentados. Ahora bien, el hecho de que estuviese legitimado para iniciarlo, y además en solitario (pues le habilitaba el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo), no significaba que no fuese conveniente,  e incluso deseable, consensuar esta grave decisión con el Partido Popular. Creo que cuando empezaron a producirse los primeros contactos entre militantes socialistas y miembros de Batasuna, el PSOE ya debió de informar al PP. Como después, cuando llegó el momento de tomar la decisión de abrir el proceso, debió también consultar con la oposición. Y por supuesto, una vez que se hubo iniciado, el Gobierno debió haber ido informando puntualmente al PP sobre el desarrollo de las negociaciones.Pues bien, todo eso es lo que yo creo que debió hacer el Gobierno y que sin embargo no hizo. Enseguida veremos cuáles fueron las consecuencias.

1.2º) La ausencia de violencia. El otro error de partida fue condicionar el proceso al supuesto de ausencia de violencia (se habló incluso de ausencia total de violencia, para referirse a los actos de violencia callejera). Aunque sé que esta opinión no goza de demasiada fortuna, sobre todo en este momento, tengo que decir que para mí la premisa de la ausencia de violencia fue, es y será siempre un error. Yo creo que nunca, jamás y bajo ninguna circunstancia, se debe abandonar el diálogo con una banda terrorista, sea ETA, Al Qaeda o cualquiera otra. Porque hablar no significa ceder, hablar no significa negociar, hablar no significa claudicar. Hablar significa, pura y simplemente, hablar.  

Por tanto, no hay que tener ningún miedo a hablar (cuando se tiene claro que no se va a ceder) como tampoco hay que tener ningún escrúpulo moral a hacerlo, porque sentarse a comer con unos asesinos nos convierte en comensales, pero no en asesinos. Y para quienes se pregunten de qué sirve hablar con quien que no está dispuesto a escuchar (porque utiliza otro registro o código), le diré que hablar sirve para no perder nunca el contacto, el hilo de comunicación. Para mantener viva la esperanza. Creo, eso sí, que ese diálogo ha de hacerse en secreto, sin luz ni taquígrafos, sin anunciarse públicamente y sin pedir autorización: los ciudadanos votamos a los representantes precisamente para que resuelvan problemas, y éste es uno de ellos, si no el principal, pues tiene que ver con la vida y la libertad. Por tanto, podemos aceptar sin demasiados problemas que existan contactos con terroristas si ello va a contribuir a acabar algún día con esta lacra. Y la experiencia de otros países ha enseñado, justamente, que no hay otra manera de terminar con situaciones de tanta envergadura y tan largamente enquistadas.

(Me he visto obligado a hacer este rodeo porque creo que merecía la pena explicar esta opinión, que goza de poco predicamento en este tiempo. El tema de este artículo sigue siendo analizar la política de este Gobierno en materia antiterrorista).

Pero esta reflexión (que se trata de un error condicionar una tregua o un proceso de paz a que haya una ausencia total de violencia), aunque sospecho que en el fondo la compartían algunos miembros del Gobierno, no fue la que inspiró el proceso de paz, con las consecuencias que ahora mismo se verán.

En efecto, Zapatero lo fió todo a la ausencia de violencia, lo que, unido a su enfrentamiento con el PP (motivado en parte por culpa del propio Zapatero), le llevó muy pronto a un CALLEJON SIN SALIDA: ETA se aprovechó de la condición impuesta por el Gobierno para usarla como baza y elemento de presión, por lo que jugó con la violencia (incrementándola poco a poco) para poner a prueba la capacidad de aguante del Gobienro. Por otra parte, el PP, al haber sido apartado del proceso, se sentía legitimado para no perdonarle nada a Zapatero (por favor, que nadie vea en esto ni un asomo de equidistancia. Sólo trato de constatar que el Gobierno, por su propia torpeza, se vio sometido a presiones desde distintos lugares, aunque es obvio que se trata de presiones de muy distinta condición y naturaleza), de manera que no tardó (el PP) en restregarle al Gobierno los cada vez más numerosos y evidentes casos de violencia que empezaban a producirse, y que, partiendo de la premisa impuesta por el propio Gobierno, lo obligaban a detener el proceso ya a las primeras de cambio. 

Con el tiempo, las evidencias (de que no había cesado la violencia y la actividad criminal) crecieron, y fue muy duro ver cómo el Gobierno negaba una y otra vez la realidad (cartas de extorsión, más cartas, actos de violencia callejera, robo de cientos pistolas..) mientras el PP se lanzaba con saña a su yugular. De esta manera humillante y dolorosa fueron transcurriendo aquellos meses hasta el éxtasis final de la comparecencia previa a la bomba de la T-4, en la que Zapatero rozó el ridículo y el esperpento cuando anunció que un año después estaríamos mejor en materia terrorista.

Ese día muchos sentimos rabia y pena porque sabíamos que se había perdido una gran oportunidad. No olvidaré jamás la entrevista que días después hizo Iñaki Gabilondo a un Zapatero abatido, hundido, balbuciente, tirando de la manga al periodista como para querese explicar…

Sin embargo, sería muy injusto por mi parte señalar sólo los errores cometidos por el Gobierno en esta historia. También hubo COSAS POSITIVAS:

El mero hecho de intentarlo alimentó la esperanza de muchos españoles, sobre todo de muchos vascos. Además, el Gobierno demostró tener mucha paciencia para soportar con estoicismo las gravísimas acusaciones lanzadas por el PP y algunos medios de comunicación. El tiempo ha dejado las cosas en su sitio y ha venido a demostrar que no se pagó ningún precio político, que el Gobierno no “claudicó”, que no”se entregó” a la banda terrorista.

En realidad, como reconoce el propio Zapatero en la entrevista, seguramente se habló de todo, pero lo importante es que no hubo ni una sola concesión: no hubo reagrupamientto de presos y no se produjeron excarcelaciones. Yo tengo la convicción de que el Gobierno estaba dispuesto a hacer concesiones, lo creo de verdad, y pienso que, de alguna manera, si no las hizo fue por el contrapeso que ejerció el Partido Popular. Lo que no apruebo ni aprobaré nunca es la forma que tuvo el PP de ejercer ese papel.

En el lado positivo, creo también que, aunque se dijo lo contrario, el Estado de Derecho no estuvo nunca en tregua, pues vimos que en todo momento se siguieron practicando registros y produciendo detenciones. No es cierto, como se ha dicho hasta la extenuación, que el proceso de paz haya fortalecido a ETA, que sigue estando mal, debilitada, dispersa y acosada. En estado terminal. 

EN RESUMEN (Proceso de Paz):

A) Creo que el Gobierno tenía derecho a iniciar el proceso pero cometió el error de no ser capaz de sumar o integrar al PP en la iniciativa, lo que ha acabado pagando caro. Debió esperar a otro momento de mayor normalidad y confianza entre los dos partidos con el fin de afrontar juntos esa complicada aventura.

B) El Gobierno también se equivocó al anunciar públicamente el inicio del proceso y al condicionarlo al supuesto de ausencia de violencia. La experiencia de otros países enseña que estas negociaciones sólo se pueden llevar en secreto, y que una vez iniciadas es normal que se sigan produciendo crímenes. Sólo hay un camino y pasa por conseguir que esos atentados sean cada vez más aislados, hasta que acaben desapareciendo por completo.

2.-POLITICA ANTITERRORISTA.

2.1 DURANTE EL PROCESO DE PAZ. Es evidente que en este asunto, íntimamente relacionado con el anterior aunque distinto, hubo un antes y un después del proceso de paz. Mientras duró el proceso, el Gobierno hizo todo lo posible por atraer hacía sí al mundo abertzale e integrarlo en la legalidad. En aquella época fueron constantes y públicas las interpelaciones a los líderes de Batasuna para que tuviesen la “valentía” de abandonar a ETA, de desprenderse de ETA, de salir de ese pozo negro de una vez por todas.  Zapatero llegó incluso a afirmar que el Estado de Derecho “sabría ser generoso” con todos. Sé que hay muchas personas que opinan que ETA y BATASUNA son la misma cosa, y que, por tanto, las llamadas a Otegui eran una pérdida de tiempo o una mera ensoñación. Yo no opino lo mismo. Creo que Otegui se manifestó pública y reiteradamente a favor del proceso, y que intentó convencer a ETA para que abandonara la violencia. Lo creo sinceramente. El propio Zapatero habla en la entrevista de una carta muy significativa en ese sentido, una carta que, según el presidente, también le mereció crédito y consideración a Mariano Rajoy. En definitiva, abierto como estaba el proceso de paz, creo que el Gobierno hizo lo que tenía hacer, que era intentar integrar en el sistema a los partidos radicales (la ilegalizada Batasuna, PCTV, ANV…). Estoy convencido de que ese mundo tiene que tener una salida o representación política, precisamente porque ésa es la manera de que se desgaste, de que se vaya quemando en el día a día. Y de que su retórica, ya sin la ayuda del victimismo, vaya diluyéndose hasta retomar el contacto con la realidad. Además, será necesario y muy útil contar con ellos para ayudar a reconstruir la convivencia posterior, que es, en mi opinión, tan importante como terminar con la violencia.

2.1.2 CASO DE JUANA: Creo que Zapatero manejó bien esta delicadísima situación hasta poder encontrar finalmente una salida. No olvidemos que este problema le estalló a este Gobierno pero podría haberle saltado a cualquier otro, y que además sucedió en un momento muy especial (en mitad del proceso de paz). En cualquier caso, se trataba de una cuestión heredada: un terrorista sanguinario iba a salir a la calle pocos años después de cometer sus brutales y numerosos atentados, y además no mostraba el menor signo de arrepentimiento. Pero esta situación (excarcelación prematura) tenía su origen en una legislación penitenciaria elaborada años atrás para dar respuesta a una realidad política y social completamente superada y muy distinta a la que imperaba en ese momento. Creo, en definitiva, que ante el chantaje del terrorista y la enorme presión y ruido mediático que hubo en aquel momento, el Gobierno, aunque lo pasó muy mal y se vio acorralado, finalmente pudo salir airoso. Aquellos días tuve la sensación de que todo el mundo se estaba volviendo medio loco. Recuerdo que la Fiscalía de la Audiencia Nacional llegó a pedir noventa años de cárcel por las dos cartas de De Juana. Todavía no sé cómo pudo ocurrir algo semejante.

(Ya he dicho que estoy analizando los hechos desde la perspectiva de la acción del Gobierno, de sus aciertos y errores; no estoy hablando de lo que hizo la oposición, cuyo comportamiento en todo este asunto fue, en líneas generales, indigno e impropio de un partido con responsabilidad de gobierno, y algunos de cuyos representantes, además, llegaron a rozar, en el caso De Juana, la vileza y la mezquindad.)

2.1.3 ENCUENTRO PATXI LOPEZ- OTEGUI. Fue un error porque Batasuna estaba ilegalizada, de manera que ese encuentro, y muchos otros más, debieron producirse, pero en secreto. Hacerlo en público fue un escarnio para el Estado de Derecho. Y un motivo más de ofensa para el Partido Popular. 

2.2 TRAS EL PROCESO DE PAZ Una vez que terminó el proceso la situación cambió radicalmente y el Estado de Derecho reaccionó con contundencia y rigor. Donde antes hubo flexibilidad depués ha habido dureza y rigor. Es un hecho que nunca ha existido tal número de dirigentes abertzales en la cárcel. Y en cuanto a la ilegalización de ANV y el PCTV, aunque el Gobierno se ampare en los aspectos jurídicos de la cuestión (para justificar su ilegalización parcial), parece evidente que se debió instar la anulación de todas las listas y candidaturas. En todo caso, creo que esta cuestión se resolverá pronto y sin demasiado coste.

En definitiva pienso que el Gobierno actuó bien en este terreno: fue generoso y flexible cuando tuvo que serlo, y está siendo duro y riguroso cuando han cambiado las circunstancias.

Por último, respecto al papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, creo que se ha visto mejorado con la intensificación de los vínculos de colaboración con Francia: más Polícia, más Guardia Civil, equipos permanentes a uno y otro lado de la frontera. Es evidente que se ha trabajado muy bien en este punto, aunque tengo la sensación de que esta cuestión depende más de las propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que de las políticas de éste u otro Gobierno.

3. VICTIMAS. Y por último, en cuanto a las víctimas, me parece que también el Gobierno ha actuado correctamente, aunque es posible que en determinadas circunstancias le haya faltado un poco de tacto o compresión, algo, por lo demás, comprensible y habitual en este tipo de situaciones.

Sin embargo, los problemas que ha tenido con la AVT han sido por culpa de esta asociación, que ha confundido completamente su papel y se ha decidado única y exclusivamente a criticar al Gobierno, actuando más como palanca o ariete al servicio de determinados intereses políticos que como una asociación digna de llevar tal nombre.

Anuncios

Written by Angel Guirao

enero 17, 2008 a 4:17 pm

Publicado en General

Tagged with , , , , ,

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Poco más podemos comentar del llamado proceso de paz: Fracaso y punto. Seguramente Zapateró actuó de buena fe pero mal asesorado. Las informaciones no fueron del todo certeras, si bien un sector de ETA parecía apostar por la solución negociada. Al final, se impuso el sector duro de Txeroki y nada se pudo hacer. Lamentable el papel adoptado por Batasuna, que fue incapaz de desmarcarse de ETA y de adoptar un papel propio que hubiese sido fundamental para que el proceso, al menos, hubiese continuado. No fue acertado, desde mi punto de vista, arrancar el proceso sin el comprometido apoyo del PP. Se debería haber trabajado mucho más en este aspecto y no haberse lanzado sin haber logrado un consenso con el principal partido de la oposición. Otra cosa es la opinión que se pueda tener sobre la actuación de este partido durante todo el proceso, asunto que espero pueda ser comentado cuando llegue la oportunidad. La polémica sobre si Zapatero mintió a los españoles al continuar las conversaciones después de lo de la T4 me resulta indiferente. En estos asuntos de estado intervienen muchas instancias como para tener un guión preestablecido y no salirse escrupulosamente de su pretendida literalidad. Además, Zapatero me parenció torpemente sincero, pero sincero, a fin de cuentas. Lo fácil hubiera sido negarlo. Y del mismo modo en que no pedí nunca explicaciones a los anteriores presidentes por el fracaso de las negociaciones, tampoco se las pido a éste.

    Sobre la ilegalización de ANV y otras marcas que parecen seguir los dictados de ETA, el gobierno actuó bajo las circunstancias de un proceso. Instar a la Fiscalía del Estado a iniciar los procedimientos de ilegalización en pleno proceso hubiese significado quitarles la zanahoria y seguir sólo con el palo. Si se deseaba un interlocutor válido, pienso que había que aletargar esta decisión. Acabado el proceso, todo parece ir según el plan y en breve los organismos judiciales procederán a declarar ilegales estas marcas electorales, según apuntan todos los indicios. Es lógico que de tanto forzar la máquina los frenos acaben chirriando en ocasiones. La clave es que esas chispas no acaben por provocar incendios incontrolados.

    Fuera del llamado proceso, esta legislatura se salda con cuatro muertos y algunos heridos (de momento y recemos para que ahí se quede la cifra). El gobierno ha demostrado no haber bajado la guardia en ningún momento y prueba de ello han sido las numerosas detenciones de comandos y otros integrantes de la banda que sin duda han mermado la capacidad operativa de la misma. Otro asunto es la dejadez que mostró el ejecutivo cuando se recibieron informaciones sobre cartas de extorsión y acopio de material armamentístico por parte de ETA. Algún comunicado más esclarecedor si que se pudo haber echado en falta, máxime cuando las pruebas resultaban tan evidentes.

    Conviene destacar la buena disposición del ejecutivo francés en su colaboración contra la lucha antiterrorista, certificada en el último pacto firmado entre Sarkozy y Zapatero, y que supone una decidida suma de esfuerzos en pos de erradicar esta absurda lacra. Aunque es obvio que, dado que las dos últimas muertes se produjeron en suelo francés, al gobierno galo no le ha quedado otra disyuntiva que firmar ese nuevo acuerdo. No sería deseable para ellos que el problema les salpicase lo más mínimo y más cuando ya parece que pasaron a mejor vida los tiempos permisivos de Hendaya, Biarritz o Bidart.

    Para terminar, y pido disculpas si mi improvisado comentario ha sido un tanto excesivo, creo que el gobierno ha intentado reforzar la lucha contra el llamado terrorismo yihadista, ante la aparente dejadez que había en esta materia por parte del anterior ejecutivo, y que representa una amenaza de enormes proporciones dadas las peculiaridades geopolíticas de nuestro país. Ello no es óbice para admitir que quizás el gobierno anterior se encontró de sopetón con un fenómeno terrorista, llamémosle nuevo, en España y su pretendida ineficacia sobre este tema pudo ser, con todos los matices y reservas posibles, un tanto disculpable.

    Gracias y un saludo a todos.

    Javier Menéndez

    enero 17, 2008 at 9:55 pm

  2. Buenas noches a todos,
    Angelete, ahora que estoy con esto del ingles, no recuerdo haber leido tanto en español desde hace tiempo. Pero bueno tu te mereces eso y mas, ademas para eso el blog es tuyo, que leche.
    Bueno respecto a lo que escribes, hay algunas cosas que creo que haran saltar chispas, como eso de sentarse a comer con asesinos nos convierta en comensales y no en asesinos. Por lo demas me parece todo bastante razonable. Se trata de ver la pelicula y luego contarla. La pelicula que yo he visto ha tenido tres protagonistas bien distintos: uno el gobierno, en el papel de pardillo que no sabe a lo que esta jugando, otro el de eta, famosa banda de asesinos que piensa que lo tienen chupao y mas con el reciente ejemplo que han tenido, les matan a 200 personas en Madrid y se van de Irak, nosotros que llevamos mil, ya nos falta poco. El tercer protagonista es el PP, en un papel que seria facil de describir si recordasemos la clasica actuacion de los tres o dos payasos en la que siempre hay uno que hace las tonterias y el otro que le esta reprochando.
    Bueno, menos mal que el gobierno finalmente parece ser que ha aprendido como se juega a esto, algunos piensan que si gana las elecciones volvera a la negociacion, yo pienso que la verdadera negociacion es la que se esta haciendo, llevandolos a todos a la carcel y luego ya veremos…
    saludos a todos los amigos que estais ahi.

    Pepe

    enero 17, 2008 at 10:29 pm

  3. Buenos días a todos,
    en primer lugar quiero felicitar a todos los intervinientes por los comentarios formulados, porque si bien en algunos casos no los comparto creo que están hechos desde la razón y la argumentación.

    En primer lugar decir que en mi opinión el proceso fue un error (podemos discutir aquí si hubo otros antes o lo que se quiera, pero este o cualquier otro fueron y son una equivocación) y me intentaré explicar.

    Hablar con un terrorista tiene un cierto componente de legitimación de esas posiciones, porque da pie a que cualquier monte un grupo que se dedique a matar o extorsionar, y si tiene un respaldo popular más o menos amplio, entonces haya que hablar con él.
    Mi posición es que no hay nada de que hablar, salvo en lo que se refiere a entregar las armas, y sólo en ese caso, creo que el estado de derecho deberá actuar con generosidad. Si desde el Gobierno (éste o el que sea) se asiente este principio, los terroristas sabrán (como pasa en Francia), que da igual lo que hagan, nunca conseguirán nada, creo que desincentiva cualquier expectativa de conseguir algo.
    Por poner un ejemplo (y sé que no es ahora motivo de debate), es el caso de pensar que las reformas de los Estatutos calamarían las ansias nacionalistas y te encuentras que ERC anuncia un referendum para 2014. Entonces, ¿qué se consigue con eso?.

    Une vez dicho esto, creo que el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo dice que el Gobierno dirige la política antiterrorista, pero dice más cosas acerca de la unidad del PP y del PSOE en la lucha antiterrorista.
    No puede ser que el partido que Gobierna anuncie que va a entablar contactos sin el apoyo del PP, y que en algún caso, el PP se entere de lo que va a hacer el PSOE tras un anuncio del Rodríguez Zapatero en un mitin en Baracaldo (si queréis puedo adjuntar la referencia pero supongo que todos más o menos recrordáis aquello).

    Con respecto a ANV, De Juana Chaos y demás temas relacionados, creo que fue un error garvísimo porque ahora están en las instituciones (al menos en algunas), y mientras tanto hay gente que debe ir con escolta por la calle. Creo que es (al menos desde mi punto de vista) éticamente deplorable permitir eso, y no sólo lo creo yo, sino que también opinan así muchos de los antiguos dirigentes del PSE-PSOE.

    Es esta situación, es justo reconocer que algo deber haber hecho rematadamente mal el PSOE para que incluso electoralmente, había dirigentes que mostraban preocupación por el coste que podía suponer.

    Estrategia del PP:
    Creo que podía haber actuado de otra forma más elegante y con algo menos de ruido. Sin embargo, sus posiciones coinciden plenamente con las mías, y además electoralmente puede haber obtenido sus frutos, con lo cuál, es un flanco gratis que le ofreció el Gobierno a la oposición sin que respondiera a un planteamiento asumible para la mayoría de los españoles.

    En definitiva, creo que el Gobierno se equivocó tanto en las formas, que aun cuando el fondo fuese adecuado lo dejó de parecer de inmediato.

    Con alguien que mata a quien piensa distinto no se puede hablar absolutamente de nada, y relacionar esto con otros fenómenos como el irlandés, es no entender que responden a realidades absolutamente diferentes desde un punto de vista religioso, político (había bandas terroristas de signo contrario) e histórico.

    Un abrazo a todos

    Salvador

    enero 18, 2008 at 9:04 am

  4. Por fin he encontrado un hueco. He leído el primer punto del artículo y creo que ya puedo hacer algunas refllexiones; pero en primer lugar quiero destacar que el análisis más claro, presio y certero de la actuación del pueblo y del gobierno de España, en estos cuatro años con respecto a ETA es el que ya dejó indicado Pepe en su comentario sobre los consensos, cuando decía que podían tomar nota los del himno de la reacción popular tras el 11M; y que ahora expresa en su totalidad, es decir, en el mensaje de que la paz tiene un precio, y se paga en sangre. Que ya les falta poco, unos muertos más y … A mayor salvajada mayores réditos.
    Directamente realcionado es el aspecto positivo del “proceso” que destacas: La esperanza generada. Esperanza a quien de verdad se le ha generado ha sido a ETA, que ha visto como, no un gobierno, sino el PSOE, ERC, PNV, etc, …, es decir, la mayoría del arco parlamentario se muestran dispuestos a dialogar con ellos, incluso de cuestiones políticas, precisamente los mismos objetivos de PNV, y ERC, socios del actual gobierno de España. Incluso han “hablado” de política. Esperanza sí, pero para la ETA.

    Con respecto al punto 1.1.- Dices, al iniciar las negociaciones llevaban 3 años sin atentados … mortales ¿no?. Vale, sería conveniente aclarar a cuando se remontaban esas negociaciones porque, por lo visto se venían produciendo desde antes del Pacto contra el Terrorismo, desde poco después de la ruptura de la anterior tregua. De modo que si el PSOE hubiera informado al PP de esos “contactos” el tendría que haber dicho: “El otro día firmamos un pacto en el convinimos que la política antiterriorista debe ser aplicada por el gobierno, y que no vamos a negociar con ETA, pero como somos muy sinceros os decimos que desde el prinicpio estamos traicionando ese pacto que tan magníficamnete hemos publicitado al pueblo español”. No cabe mayor deslealtad, por no decir traición, no ya al PP sino a los españoles. ZP salió en todos los telediarios anunciando la gran nueva del Pacto antiterrorista. (Consenso a lo ZP). Además con el diálogo con la ETA (antes de llegar al poder) le demostraban que eran negociaciones serias pues estaban traicionando al PP. Conclusión con respecto al 1.1º.- No cabe hablar de error de ZP, sino de estrategia perfectamente planificada. Si es un error, peor me lo pones.
    1.2º.- Hablar por hablar: ¿De verdad creéis que ETA habla por hablar? Un gobierno que se atreve a mentir en el parlamento durante dos años y que ha sufrido el justo desgaste que ha sufrido no lo hace sólo por hablar.
    Por otra parte, no entiendo como se puede mantener el “hilo de comunicación” cuando se utilizan códigos distintos. Si se comunicaban tenían un código común, y si no, hablar no servía de nada porque es imposible la comunicación. De hablar por hablar nada.

    En cuanto a la luz y los traquígrafos … Para mí cuantos más controles al poder mejor. El gobierno no está para solucionar problemas puntuales sino paraa buscar el bien común. La libertad se garantiza con el sometimiento de todos a la Ley. (sigue)

    MAIKEL

    enero 18, 2008 at 2:15 pm

  5. Fue la desfachatez del propio Psoe, al que todo le “entraba”, lo que hizo que la resolución del Congreso autorizando la negociación con ETA (otra esperanza para la ETA, ahora ya desde el poder) fuera condicionada a la ausencia de violencia. En eso coincido contigo, si vas a hablar con ETA, habla, y arrostra las consecuencias, que el pueblo valore; pero no vendas la moto de que es porque ahora son buenos y no hay violencia. (Otro engaño más, no sólo al PP, sino al pueblo español). Y la poca vergüenza de Rubalcaba verificando la ausencia de violencia. Ahh, y si negocias y asesinan, Sr. Presidente del gobierno, no dias que es un accidente …

    No hubo concesiones políticas, bueno: ANV, PCTV, la internacionalización del conflicto con división incluída de la Cámara Europea, el Presidente del Gobierno consesuando sus declaraciones con ETA … no, eso no es nada. Pero es que la ETA declaró la tregua el día siguiente a la aprobación del Estatuto de Cataluña . Lo dicho, estrategia.

    Según el artículo la presencia de violencia debió implicar la paralización inmediata del dialógo. Pero si el PP así lo advirtió señalando el incumplimiento de la resolución parlamentaria por el gobierno, entonces estaba “restregando” y se “lanzaba a la yugular”; yo creo que cumplía con su papel de oposición. De modo que uno puede saltarse como quiera las resoluciones del Congreso y la oposición tiene que ir a darle golpecitos en la espalda. Vale.
    Según el artículo, estás convencido de que ZP estaba dispuesto a hacer concesiones políticas y no las hizo por el PP. Gracias, PP.

    Bueno, un saludo a todos. Hasta luego.

    MAIKEL

    enero 18, 2008 at 2:39 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: