La Carretera

Sobre el manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

with 10 comments

No entiendo por qué un Ayuntamiento, por ejemplo, sí puede, sin autorización judicial previa, paralizar una obra ilegal o precintar un pub que inclumple la normativa sobre ruidos y sin embargo Cultura no puede cerrar cautelarmente una web de descargas ilegales, ojo, no cualquier web, previa denuncia de parte y comprobación de los hechos, y hacerlo además a través de un procedimiento administrativo en el que al ciudadano, en este caso el responsable de la página, se le da la posibilidad de hacer alegaciones, proponer prueba y recurrir, en su caso, a la vía judicial para impugnar la decisión administrativa (*).

Imagen de la reunión, tomada por uno de los asistentes, Jesús Encinar, en su Twitter

Afirman los suscriptores del manifiesto que con esta reforma el Gobierno no protege a los creadores, sino a una industria, la discográfica, basada en un modelo de negocio caduco, el del canon y el CD. Y a continuación añaden que lo que tiene que hacer esa industria es reconvertirse y cambiar el modelo de negocio.

Bien, pero mientras se encuentra esa solución, algo por cierto nada fácil, ¿cómo protegemos los derechos de autor?.

El problema, evidentemente, no se plantea sólo en España. Otros países han optado por la expeditiva vía de cortar la conexión al usuario. Cultura, más prudente, ha preferido bloquear cautelarmente las webs desde donde se realizan las descargas. ¿Dónde está el atropello? 

Otra cosa es que, como dice Enrique Dans, el Gobierno y las industrias interesadas estén intentando confundirnos con expresiones como “piratería” o descargas ilegales” cuando en realidad no se trata de nada de eso. Pero, ¿se trata o no se trata de eso? ¿es o no cierto que existen páginas donde se facilita el acceso a contenidos protegidos por derechos de autor? Si es cierto, es decir, si se está vulnerando la legalidad, la medida me parece oportuna, aunque haya sido colada de tapadillo (mediante una disposición adicional de una ley, por otra parte, demasiado amplia) y sin un debate público previo. 

Pero, ¿y si no es cierto? Hay quien dice que, en puridad, no existen páginas de descargas ilegales, sino simplemente sitios o páginas que enlazan a otras páginas u ordenadores en los que pueden encontrarse los archivos protegidos. Y que además no existe ánimo de lucro ni en quien facilita el enlace ni en la persona que pone su archivo a disposición de los demás. De acuerdo, pero el tema sigue siendo complejo. Porque si se permite que los usuarios intercambien libremente sus archivos, o si éstos se abren directamente al público a través de la Red, será muy difícil retribuir de una forma justa al productor del contenido. De hecho, cuando se dice que la industria tiene que buscar modelos adicionales o alternativos no se especifica cuáles son esos modelos.

Por ello, mientras se encuentra esa solución justa y equitativa, no me parece mal la medida del cierre cautelar: no se puede permitir que, en el entretanto, los productores de los contenidos se queden mirando cómo los demás disfrutamos gratuitamente de su trabajo.

(*)Quienes sostienen que una página web es una publicación o un medio de información, algo cuando menos discutible, y que por tanto la decisión de su cierre supone una suspensión del ejercicio de un derecho fundamental que ha de ser adoptada mediante resolución judicial conforme a lo dispuesto en el artículo 20.5 de la Constitución, quizá olvidan que la propiedad intelectual también constituye un derecho fundamental en el que aquél encuentra uno de sus límites, por lo que, en el peor de los casos, nos encontraríamos en un supuesto de colisión de derechos ante el que, habida cuenta la lentitud actual de la justicia, no puede legislarse en favor del infractor, en este caso el autor de la página desde la que se realizan las descargas, que se beneficiaría así del largo tiempo que los jueces suelen tardar en pronunciarse. Y ello, insisto, porque las autoridades sólo actuarán a instancia de parte, tras comprobar la realidad de los hechos denunciados y con la posibilidad por parte del afectado de impugnar la decisión tanto en vía administrativa como judicial. Y sin perjuicio, además, de establecer un control judicial sumario cuando la justicia, de una vez por todas, se modernice y sea capaz de ofrecer una respuesta rápida. Mientras ello no suceda, el que se beneficia es el infractor.(*)

About these ads

Written by Angel Guirao

diciembre 5, 2009 at 8:03 pm

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¡Qué complicadísimo es este tema, Ángel!

    Suscribo punto por punto tu comentario. Me ha recordado los mejores tiempos de LA CARRETERA y los ya lejanos de un tal ROMARIO…

    No sé que decir. Creo que tú lo dices mucho mejor de lo que yo lo podría expresar. ¿Todo gratis? No sé…

    Un abrazo

    leiter

    diciembre 6, 2009 at 12:54 am

  2. Efectivamente es un tema complicado, Leiter.

    En honor a la verdad, hay que decir que los suscriptores del Manifiesto no abogan por la cultura del gratis total, sino por un modelo de pago justo y razonable en el que no se beneficien artificialmente intermediarios que actualmente son prescindibles.

    El problema es que cambiar el modelo de negocio no va a ser fácil. Y que, mientras eso se consigue, hay que proteger de alguna manera los derechos de autor.

    Yo insisto, acertada o equivocadamente, en que el cierre cautelar sin orden judicial es una buena medida. Sobre todo porque el proceso judicial es lento y eso beneficia al infractor.

    Este problema también se está planteando en el ámbito de los medios de comunicación. En realidad, hay varias industrias que tendrán que reconvertirse, y la sensación que me da es que existe una gran incertidumbre al respecto.

    Un abrazo.

    Angel Guirao

    diciembre 6, 2009 at 10:35 am

  3. Hola a todos,
    Todo esto yo lo veo relacionado con las debilidades que van surginedo, o que ya estaban ahí, del sistema de libre mercado. Fundamentalmente hay tres tipos de bienes que requieren de un cuidado especial a la hora de someterse a las reglas de mercado, por cuestiones de oferta, demanda y precio, y ellos son: la naturaleza, en cuanto a la explotación de los recursos naturales, el ser humano, como mano de obra, y la guerra. El problema de los autores, que ven vulnerados sus derechos, es que se dedican a vender precisamente algo que es un elemento fundamental en esta revolución socio – tecnológica a la que estamos asistiendo, y pienso que a la larga no tendrán mas remedio que buscarse la vida de otro modo.
    Un saludo.

    Pepe

    diciembre 6, 2009 at 11:39 am

  4. Es cierto, Pepe, los autores tendrán que buscarse la vida de otra manera. De hecho, yo creo que ya lo están haciendo, lo que tampoco significa que no sean merecedores de alguna protección.

    En realidad, estos son los primeros coletazos de una revolución, la tecnológica, que afectará a todos los sectores de la economía.

    Nos esperan tiempos de cambio, aunque yo estoy seguro de que todo esto será para mejor.

    Un abrazo.

    Angel Guirao

    diciembre 6, 2009 at 7:38 pm

  5. Sin querer pisar muchos charcos, quiero añadir algo más, relacionado con la música en concreto. Todos sabemos lo que es música comercial, el que no lo sepa que ponga la Cadena 100,pues bien, yo creo que la sociedad en general no perdería nada si se viese forzada a desaparecer, como consecuencia de los graves perjuicios económicos ocasionados por la “pirateria”.Si hay que ponerles una paga a esta gente, que se les dé ya!, pero por favor, que no cojan más una guitarra. Ejemplos del grave perjuicio que para la sociedad, la cultura y el arte han infringido las grandes compañias discograficas son abundantes, solo me voy a referir a algunos que he podido observar como un antes y un después (de haber pasado por caja): Loquillo, con “no hables de futuro”, Gabinete Galigari, con “voy camino a Soria”, La Frontera, con “en el limite del bien”, Siniestro Total, con “camino de la cama”…,. Ayer mismo pude apreciar este fenomeno en dos videos de la misma canción que vi en Youtube, en uno de ellos aparece cantando junto con el artista una negra, gorda con gafas, que cantaba como los angeles, y en el otro, el video oficial de la canción, han quitado a esta señora y han puesto con la misma voz a una muchacha mas joven, además de los retoques propios para venderla mejor, pero si lo veís, aquí os mando los 2 enlaces, pierde su encanto.

    Uno es un concierto en directo y el otro un video oficial de la misma canción, la diferencia salta a la vista además lo bueno que tiene es que un concierto no se puede piratear.
    Saludos.

    Pepe

    diciembre 7, 2009 at 2:23 pm

  6. Jajaja, pues igual llevas razón, Pepe, a lo mejor la cultura saldría ganando si desaparece la música comercial.

    Bueno, decirte que el comentario estaba pendiente de aprobación porque contenía enlaces. No sé por qué pero es así, cuando pones un enlace WordPress me pide aprobación. Pido disculpas en cualquier caso.

    Un abrazo.

    Angel Guirao

    diciembre 8, 2009 at 6:36 pm

  7. No hay porque disculparse, la verdad es que quizá he pisado mas charcos de los que me proponia al principio del comentario, seguro que hay alguien al que no le haya hecho tanta gracia como a ti. En todo caso el que pide disculpas soy yo si alguien se ha molestado por el comentario.
    El que quiera coger una guitarra que la coja.Hay esta Alejandro Sanz, que trás 15 años viviendo de las mismas canciones se ha molestado en hacer la mariconada que tanto esperabamos, o la Oreja de Van gogh, que sufre un problema de doble personalidad, con su anterior cantante haciendo por ahí la misma basura que ellos.
    Todo esto sin querer ofender, por supuesto.

    Pepe

    diciembre 8, 2009 at 7:34 pm

  8. Pues yo creo que el modelo de negocio de la música esta bastante claro pero no se desarrollará en tanto el mercado tradicional, por decirlo así, sea rentable. En ese mercado, los autores cobran una parte pequeñísima del coste total para el consumidor pero hay intermediarios y estructuras que mantener. Y no hay que olvidar que la distribución de música es un mercado muy concentrado.
    En conjunto, es un tema delicado y auqnue tus argumentos están cargados de sensatez, estoy anímicamente con los internautas del manifiesto. No sé, tengo la sensación que sólo se legisla donde se recauda.
    Disculpa la extensión.
    Un saludo

    Amalia

    diciembre 10, 2009 at 11:56 pm

  9. Hola Amalia, nada que disculpar, al contrario, muchas gracias por tu comentario.

    Yo también estoy moralmente con los suscriptores del manifiesto; creo que en el fondo tienen razón.

    Pero también quería defender un poco a los autores, sobre todo porque, mientras llegan esos nuevos modelos de negocio, ellos tienen derecho a que se proteja debidamente su obra. En estos momentos hay mucha gente que se está aprovechando gratuitamente de su trabajo.

    En fin, es un tema complejo, aunque estoy convencido de que acabará bien. Lo que pasa es que los cambios suelen venir precedidos de tensiones y resistencias.

    Bueno, gracias de nuevo y un saludo afectuoso para toda la comunidad de El Olivo.

    Angel Guirao

    diciembre 11, 2009 at 10:33 am

  10. Que los autores, sin adjetivos, (lo de buenos o malos va a gusto del consumidor) deben ser defendidos me parece indudable.

    Pero lo que es inadmisible es que esto se mezcle con la política de las compañías que son capaces de mantener descatalogadas películas, canciones, o libros, sin ningún pudor.

    Por poner un ejemplo, Nuria Espert publicó en los primeros años de la transición un disco titulado “Cançons del ghetto” que es estremecedor. Este disco es inencontrable. ¿Qué SGAE nos defenderá de esto? ¿O acaso los aficionados no tenemos derechos?

    Efectivamente es un tema muy complicado.

    Salut

    julio navarro

    diciembre 21, 2009 at 11:12 pm


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: